TRANSFERENCIAS DE DINERO/BANCARIAS; TODO LO QUE NECESITAS SABER SOBRE ELLAS

Para comenzar este artículo, vamos a revisar exactamente lo que significa una transferencia de dinero. Una transferencia de dinero (o transferencia bancaria), es un envío de dinero de un remitente desde una de sus cuentas bancarias o digitales a una de las cuentas de un destinatario o comúnmente llamado beneficiario. A partir de esta sencilla definición desglosaremos las características y diferencias de este movimiento de dinero y otro tipo de movimientos.

euro

¿Qué clases de transferencias existen?

Existen varias clasificaciones para las transferencias; en primera instancia las clasificaremos por geografía: las transferencias nacionales hacen referencia aquellas transferencias de dinero en donde el remitente y el beneficiario se encuentran en el mismo país, comparten la misma moneda y las mismas entidades bancarias. 

Transferencias internacionales son aquellas en las que el remitente y el destinatario se encuentran en países diferentes, seguramente con entidades bancarias distintas y no comparten la misma moneda. 

Otros tipos de transferencias son las transferencias “urgentes” o inmediatas en donde el destinatario necesita que el dinero se transfiera sin tiempos de espera. Usualmente esta transferencia tiene una comisión más alta por parte de las entidades. Por otro lado están las transferencias “ordinarias” que son las que pueden tardar unos cuantos días hábiles, en Colombia son entre uno o dos días hábiles dependiendo de la entidad. 

Transferencias de dinero por medios digitales

No podemos olvidar, por supuesto, las transferencias de dinero por medios digitales; son sencillas y rápidas usualmente ¡incluso las puedes hacer desde tu Smartphone! Consisten en que el remitente tenga una cuenta activa con una billetera virtual, plataforma o aplicación, luego proceda a cargar dicha cuenta con los fondos suficientes para costear la transferencia y las comisiones de ser necesario. 

Como siguiente paso el remitente deberá asegurarse de que la plataforma o aplicación permita enviar dinero al beneficiario destinado; para esto en muchos de los casos el beneficiario debe tener una cuenta en la misma aplicación o plataforma digital del remitente para evitar sobrecargos o que sea permitido. De no ser así, es probable que el beneficiario deba crear cuenta en el mismo lugar que su remitente para poder recibir el dinero o de otra manera el remitente crear cuenta donde está el beneficiario, cargar los fondos y proceder a transferir. Los tiempos de espera suelen ser cortos, si son de la misma plataforma o aplicación son inmediatos, si son distintas puede tardar un poco más. 

Movimientos diferentes…

Es relevante diferenciar las transferencias de otros movimientos como los traspasos, que se refieren al paso de dinero de un remitente y un destinatario que pertenecen a la misma entidad bancaria; otro movimiento similar son las órdenes de envío que hacen referencia a el envío de dinero que debe ser entregado en efectivo al beneficiario; y por último diferenciamos las transferencias de los reconocidos “giros” que consisten en que el remitente se acerque a una entidad bancaria o mediadora como Western Union, lleva el dinero en efectivo y dicha entidad se encarga de entregar el dinero al beneficiario en otra sucursal nacional o internacional.